Hablemos de eyaculación....(masculina)

La eyaculación, este eterno y trillado tema, preocupa tanto a hombres como a mujeres, en nuestra sociedad.

En la actualidad son muy comunes los elementos de ayuda para retardar la eyaculación, para tener erecciones más duraderas, o para tener más cantidad de semen... incluso para que el periodo refractario sea más rápido.

El control de la eyaculación  dependerá de diversos factores internos y externos, como son: las ganas de tener sexo, el deseo que tenemos de tener sexo con alguien en concreto, o simplemente, masturbarte  e ir a la cama. Efectivamente varía en las ganas y el deseo, la eyaculación es un proceso físico pero también psíquico, va estrechamente ligado con la hipófisis, esto quiere decir que podemos corrernos sin necesidad de estar erectos.

Muchos  hombres afirman que  es más fácil controlar la eyaculación a medida de que va avanzando la edad. Hay varias  técnicas para aprender a controlar el placer tanto para las personas que tienen eyaculación prematura como para el resto:

Técnica “matame la  pasión” : piensa en algo totalmente anti-erótico para retrasar el proceso coital… no siempre es fácil y a veces tiene consecuencias para la pareja. Sólo se recomienda en caso de urgencia, ”  sin embargo es poco probable, que pienses en algo más que alcanzar el clímax”

Otra opción es masturbarse antes de la relación sexual para reducir la excitación del momento KO.

Técnica  “Arranque y Para”: esta técnica  exige a la pareja ejercer cierta presión sobre el frenillo del pene cuando se está  a punto de alcanzar el punto de no retorno.

Técnica “Cambiamos de posición” : cuando cambiamos de posición sexual el cerebro envía otra información al órgano, con lo cual se corta el proceso eyaculatorio, trata de respirar antes de hacerlo, procura que no sea de manera brusca, ya que podemos cortar el rollo a tu pareja.

Técnica “Tirar de los huevos” : una técnica casi que milenaria, recuerda que al desconcentrarnos la eyaculación se retrasa. En el caso de los testículos, “ tirar de ellos hacia abajo” los devuelve a su posición inicial. Cuando vamos a corrernos estos suben por el proceso eyaculatorio, al tirar de ellos y reubicarlos, nos da más margen para retrasarlo. Para no tener que tirar de ellos, que dependiendo del momento puede ser algo molesto, el uso de anillos de silicona específicos para testículos harán el efecto deseado y no permitirán que los testículos suban. Su efectividad está más que contrastada.

Otras opciones son los preservativos retardantes, de todos conocidos, no sólo para poner remedio a las eyaculaciones precoces, sino para protegernos de embarazos y enfermedades de transmisión sexual. Tal como hemos comentado anteriormente, los anillos o “cock rings”  se pueden usar de varias formas: la primera es colocarla en la base del pene una vez está en erección. El anillo mantiene el pene erecto y dificulta que eyacules antes de tiempo. No se recomienda el uso por más de 30min. Si los colocas en los testículos, su efecto es básicamente retardante.

Los lubricantes con efecto retardantes o ¨sprays¨retardantes son una solución muy efectiva. Su principal efecto es desensibilizar la zona, sentirás menos durante el sexo, eso te dará un tiempo extra hasta que alcances el clímax. Aplícalo desde la zona del glande hacia abajo, masajeando el glande  a manera de presión..

¿Cómo funciona la eyaculación?

La expulsión de semen se desarrolla en dos tiempos:En primer lugar, los canales deferentes (que nacen de los testículos) expulsan los espermatozoides hacia la próstata tras una excitación sexual. A continuación, por la próstata y las vesículas seminales se expulsa el líquido seminal mezclado con los espermatozoides hacia la base de la uretra. Él siente una tensión que le indica que está a punto de alcanzar el orgasmo, el punto de no retorno.Finalmente, el semen se expulsa. La eyaculación va acompañada de contracciones rítmicas muy potentes procedentes de los músculos de la base del pene y del bajo vientre. Sentimos  entre 4-8 contracciones musculares y al mismo tiempo alcanzamos el orgasmo.El esperma suele proyectarse con una fuerza relativamente importante.

Para aumentar la cantidad de semen, se recomienda el consumo de agua, alrededor de 8 litros diarios, también el zumo de tomate, hace que su sabor y fluidez sea más dulce y menos espeso.Un consejo que ofrecen muchos, para que el periodo refractario sea menor consiste en que ldespués de correrte y lavarte, seguir estimulando tus testículos de manera suave, y orinar lo más rápido posible, son dos cosas que aligeran este periodo.

Así que si estos consejos y trucos no te funciona, consulta a un especialista que seguro que te ayudarán a resolver cualquier inconveniente mayor. Nuestra sexóloga seguro que puede profundizar más en el tema y darte la ayuda especializada que precises.

Lo más importante es que disfrutes tanto del sexo a solas como en pareja. Ten en cuenta que el mayor órgano sexual es nuestro cerebro y que a veces nos puede jugar malas pasadas. Relájate y disfruta !!